Municipio de Pucón realiza emotiva ceremonia de agradecimiento a las Hermanas Franciscanas

Municipio de Pucón realiza emotiva ceremonia de agradecimiento a las Hermanas Franciscanas

Dpto. Comunicaciones

Municipalidad de Pucón

Su historia, el legado y amor al prójimo serán la huella que al dejar nos harán recordar siempre a las Hermanas. Sus obras y misión en el campo y la ciudad tendrán siempre un gran cariño y gratitud, comprendido en el período 1948-2018”.

Con esta frase escrita en un cuadro de manera que entregó la Municipalidad de Pucón a través del alcalde Carlos Barra y las autoridades de la comuna, se concretaron las palabras de agradecimiento por parte del trabajo desarrollado por la Congregación de las Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús de Purulón, quienes hace más de 70 años han entregado su servicio comunitario por medio del Hospital de Pucón y que, en marzo del presente año la nueva administración será por la Universidad Mayor.

La ceremonia, cargada de emotivos recuerdos, anécdotas e historias que marcaron a más de algún vecino puconino que se atendió o colaboró en la misión de las Hermanas, fueron parte de los discursos que realizó la sociedad civil a través de un representante por el Hospital de Pucón, un Lonko, un presidente de la Junta de Vecinos, una Hermana de la Congregación, el jefe comunal y la sostenedora del Hospital, Sor Sonia Navarrete; cuya actividad contó con la participación de las autoridades regionales y comunales.

Historia

Su historia se remonta al año 1946, cuando la comunidad requería con urgencia una obra que entregara auxilio sanitario. En ese entonces, había sólo una posta de seguro obligatorio que era atendida por un practicante, con una visita semanal de dos horas del médico de Villarrica. Contaba con escasos materiales, una cama y stock de medicamentos insuficientes para atender a aquellas personas que sufrían en algún incendio -debido a los puelches, accidentes y caminos deficientes-.

Entonces, fue el párroco Francisco Valdés Subercaseaux, más conocido como el Padre Pancho, quien motivó a la comunidad de Pucón para solicitar ayuda en la construcción de un hospital. La tarea no fue fácil, era un desafío que salvaría vidas. Es así que un 27 de enero de 1946 se procedió a bendecir la primera piedra a cargo del vicario apostólico de La Araucanía, Monseñor Guido Beck de Ramberga, cuyo terreno para la construcción fue donado por el vecino Ramón Quezada.

La gran magnitud de esta obra se concretó un 16 de mayo de 1948, desde ahí siempre ha brindado ayuda a los habitantes de la zona urbana y rural de la ciudad y del todo el territorio lacustre (llegando hasta Curarrehue).

Vocación

Con el correr de los años, el Hospital de Pucón se fue desarrollando a medida que la población aumentaba, crecía el número de camas, de trabajadores, de acciones, de complejidad, llegando a atender a los sectores más alejados de la comuna y hasta en Curarrehue.

Desde que el Párroco Padre Pancho encomendó la misión de administrar, cuidar, guiar y mejorar las condiciones del hospital a las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús en 1948, a cargo de las Hermanas Sor Gerina, Sor Eusebia y Sor Genoveva, se buscó sanar los dolores de la población. Siendo la primera directora la Madre Sor Theola entre 1948 a 1975, posteriormente Sor Simona desde 1976 a 1995, siguiendo con Sor Elena de 1996 a 2003, Sor Hildergar entre 2004 a 2009, siendo la última la Hermana Sonia Navarrete desde el 2010 al 2018.

Con el tiempo se incorporó el primer enfermero, se logró ampliar un pabellón pequeño para dar mayor asistencia y, se reforzó la labor con el traspaso de la propiedad del hospital a la congregación de las hermanas, por el Monseñor Guillermo Hartl, en reconocimiento a su abnegada labor y entrega personal en esta misión.

Este trabajo de amor y fe se reforzó en el año 74 con la construcción de un hogar de ancianos desamparados de Pucón, promovido por la Madre Theola, quien tomó como nombre “Hogar San José”, anexo al hospital y unidos por un largo pasillo, conectando ambos lugares por una hermosa capilla.

Reconocimiento

Es preciso destacar que por parte de la Junta de Vecinos Urbana, presidida por Roberto Uribe, se entregó un cuadro de reconocimiento a la Congregación, el cual fue recibido por la Superiora Provincial, Madre Fabiola.

Asimismo, la actividad contó con la participación del Coro de Cámara de Pucón, quienes a través de sus voces interpretaron los temas “Ayuntuluwun” de Armando Nahuelpan, “Amarraditos”, en versión coral de Alejandro Pino, “Apegado a mí” de Ernesto Guarda y “La Jardinera” de Violeta Parra, en versión coral de Alejandro Pino.

Translate »